Estrategia y Organización Industrial

Diseñamos con nuestros Clientes los oportunos Planes de Acción, utilizando las técnicas más eficaces para alcanzar sus objetivos clave de negocio.

Creamos un sistema personalizado de control de eficiencia global de la maquinaria e instalaciones y del rendimiento de las personas, con indicadores de productividad (niveles de disponibilidad, utilización, etc.).

ITEMSA puede ayudar a sus Clientes a diseñar el Plan y las metodologías más apropiados para conseguir los objetivos clave de su Empresa, identificando los que deban conseguirse a corto, medio o largo plazo y las líneas de acción a seguir para alcanzarlos.

El análisis y mejora de la organización práctica del trabajo de taller, que ITEMSA realice para sus Clientes, se propone conseguir -parcial o totalmente, en función de lo deseado- los siguientes objetivos:

  • Optimizar la disposición y la utilización de los espacios (para eliminar movimientos innecesarios).
  • Organizar los flujos de producción (sincronización de aprovisionamientos, producciones y entregas, etc.)
  • Adaptar al proceso el movimiento de materiales (para reducir tiempos y esfuerzos).
  • Adecuar la gestión de la planificación y control de la producción (para tratar de eliminar tiempos improductivos).
  • Actualizar los métodos y tiempos de ejecución del trabajo y de las preparaciones de máquina y de cambio de modelo (para reducir el contenido de trabajo derivado de métodos ineficaces).
  • Mejorar la planificación y el control de las existencias (para operar con niveles de stock más adecuados y económicos).
  • Asegurar el mantenimiento preventivo de las máquinas, instalaciones y equipos.
  • Contar con un sistema personalizado de control de la eficiencia global de la maquinaria e instalaciones, así como del rendimiento de las personas, y de indicadores de productividad (niveles de disponibilidad, utilización, etc.).
calendario-icon


Situación de Partida:
Necesidad de introducir con éxito las técnicas de mejora de la productividad y de asignación de tiempos correctos de ejecución más adecuados y para mejorar, con ello, la productividad de los procesos productivos.