Recursos humanos

ITEMSA puede ayudar a sus Clientes a articular un sistema integrado de Gestión Estratégica de los Recursos Humanos, basado en una nueva cultura empresarial (visión, valores, actitudes y comportamientos deseados, estilo de dirección y liderazgo). Y también a preparar y negociar un Convenio Colectivo o un Pacto de Empresa.


Estrategias y Políticas de Recursos Humanos

Cómo articular un sistema integrado de Gestión Estratégica de los Recursos Humanos en la Empresa, basado en una nueva cultura empresarial (visión, valores, actitudes y comportamientos deseados, estilo de dirección y liderazgo, etc.) y traducido a políticas de personal más positivas y eficaces (en materia de empleo y formación, organización del trabajo y retribución, salud y prevención de riesgos, información, comunicación y participación, relaciones laborales, etc.) para responder con prontitud y flexibilidad al reto de los cambios que van a producirse en los próximos años en el ámbito de las relaciones individuales y colectivas de trabajo.

Negociación Colectiva en la Empresa

Cómo preparar y negociar un Convenio Colectivo o un Pacto de Empresa, que responda a las auténticas necesidades de ésta en materia de competitividad, flexibilidad y productividad de los recursos humanos (clasificación profesional, movilidad y polivalencia; organización del trabajo; ordenación de la jornada; retribución variable y flexible, etc..), sin más condicionamientos que los impuestos por la situación de mercado y económica de la Empresa y por el respeto a la legislación y a los derechos adquiridos o condiciones más beneficiosas no renegociables, evitando innecesarios conflictos.

Retribución Variable en la Empresa

Cómo diseñar y gestionar un sistema de retribuciones que, teniendo en cuenta la situación económica de la Empresa y las exigencias del mercado de salarios, contribuya eficazmente al mantenimiento de una plantilla de alto potencial, suficientemente motivada y sin deseos de cambiar de empresa. Para ello será necesario que su estructuración responda al previo análisis de la importancia y armonía relativa de las ocupaciones (valoración y jerarquización de los puestos de trabajo), al resultado de las evaluaciones periódicas del desempeño individual y, en la medida de lo posible, a la apreciación de la capacidad de respuesta de los empleados en orden a futuras necesidades de cambio en la Organización.